Diferencia entre detector de movimiento y presencia

Características de un detector de movimiento

Los sensores de movimiento se utilizan en sistemas de seguridad con el fin de detectar un movimiento no autorizado en una zona que se encuentra vigilada.
El funcionamiento de estos detectores se basa en un sensor de calor, que capta la temperatura que desprenden las personas u objetos móviles. Normalmente, cuentan con un nivel de sensibilidad intermedio, ya que se requiere un movimiento evidente para que el sensor lo detecte. De esta forma, se garantiza que el sensor se activará estrictamente en caso necesario.
Además, algunos de los detectores de movimiento incluyen, a parte del sensor de calor, uno de luminosidad. Este medirá las condiciones de luz existentes en el ambiente, siempre y cuando esté conectado a la domótica, y también puede automatizar el encendido de luces cuando detecte movimiento.
Las características de un detector de movimiento pueden variar según su fabricante o modelo, pero normalmente funcionan a través de sensores infrarrojos pasivos, ultrasonidos o una combinación de ambos con un ángulo de detección de hasta 360º.
En caso de tener mascotas es configurable para evitar la activación por equivocación. Con un peso inferior a 25kg no debería activarse.


Características de un detector de presencia

Los sensores de presencia funcionan de forma similar, solo que tienen una mayor sensibilidad porque captan la luz de manera continua. Están diseñados para detectar la presencia de personas u objetos en un rango determinado. Este tipo de sensores realizan mediciones constantes de la luz ambiental y, en función de unos determinados parámetros, deciden activar o desactivar sus funciones. Además, también disponen de temporizador, pues la tecnología está basada en infrarrojos pasivos y ultrasonidos.


Diferencias entre detectores de movimiento y presencia

La principal diferencia entre un detector de movimiento y uno de presencia es la sensibilidad. El detector de movimiento requiere una acción más evidente, mientras que el de presencia percibe movimientos mínimos, se activa con más facilidad y capta la luz de manera constante, no solo cuando se activa.
- Sensibilidad: tal y como se ha comentado, el detector de presencia es más sensible
Señal que captan: una de las diferencias principales entre el detector de movimiento y presencia es que los sensores de movimiento no pueden atravesar paredes o ventanas.
- Área que cubren: normalmente, los detectores de movimiento se limitan a una área pequeña, como una habitación. Sin embargo, los detectores de presencia suelen cubrir una zona más amplia.
- Lugares más habituales de uso: los detectores de movimiento se sitúan en zonas más concurridas, como pueden ser garajes o pasillos, lugares donde la captación de movimiento es más obvia. El detector de presencia se coloca en espacios con menor movimiento, como oficinas o habitaciones.
Fecha de publicación 13/06/2024
ir al principio de la página